El Poderoso Cosmos

El Espacio Sideral es una entidad y la “bóveda celeste” es la apariencia fenoménica de la entidad denominada “Poderoso Cósmos”. Nuestro Universo es la Séptima Creación Cósmica, la cual está constituida por siete sistemas solares que circundan los limites del nuestro Universo por un el derrotero imaginario denomino Eclíptica Mayor. El Espacio Sideral del Universo, donde vivimos y tenemos nuestro ser, constituye el cuerpo fenoménico y la Eclíptica Mayor es su forma de expresión en el Espacio Sideral. El “Poderoso Cósmos”, —ese es su nombre—, una Energía Crística que ha alcanzado la conciencia cósmica y, literalmente hablando, sostiene en su aura, el Espacio Sideral que constituye su cuerpo de manifestación.

El “Poderoso Cósmos”, es la apariencia física del Espacio Sideral, por lo tanto, estamos relacionados con el cuerpo etérico del planeta, del sistema solar y de los otros sistemas solares, de los cuales el nuestro es uno, y con el vasto y general cuerpo etérico del universo en el cual estamos localizados. El aspecto de esa Gran entidad es personalizada por Cristo Miguel, el Logos Dimensional de Nuestro Universo. El “Fabuloso Cosmos” después de tener el aura estable, dio el primer impulso giratorio a los elementos que integran la Galaxia, pasando por cada una de las constelaciones, sistemas solares y planetas y de ese modo, conducir a una evolución pari passu con el Universo. —una frase que significa literalmente “paso igual” o “pie de igualdad”—, con otros mundos, tanto los espirituales como físicos.

El “Poderoso Cósmos” encarna —Del lat. incarnāre, personifica, representa—, las energías, fuerzas e influencias que interactúan con los siete rayos y las energías de las constelaciones y sistemas solares de nuestro Universo, —tiene analogía en un nivel vibratorio menos sutil, con las entidades que están más allá del espacio sideral y más allá del ámbito de nuestro Sistema Solar—, por lo tanto, el Sistema Solar y el Planeta Tierra está relacionado con las Vidas Ultrafísicas.

El “Poderoso Cósmos” representa las energías del espacio sideral y más allá de la frontera de nuestro sistema solar, las cuales son “canalizadas” por las entidades de “Orden Divino” con el poder de los siete rayos. Sirve de “intermediario”, si así puede decirse—.Más allá del poder de los siete rayos, el “Poderoso Cósmos” está asociado, —-del part. de asocia—, con la actividad del Logos Solar, recibe de cada sistema las energía asociadas al Logos y al vasto conjunto de fuerzas impelentes, que proceden de innumerables fuentes de origen celeste.

Las energías e influencias que procedentes de diferentes fuentes de origen, son enviadas mediante autovías de información denominadas “Donuts” al el Espacio Sideral, el ámbito del “Poderoso Cósmos”, —El Espacio Sideral generalmente es definido como lo manifestado, todo lo que existe físicamente—, pero también puede ser utilizado como concepto de “Burbuja”. Las energías impregnan su “Vida” y quedan inmanentes. —Del lat. immănens, -entis, part. act. de immanēre, permanecer en—, en el vasto cuerpo eterico del “Poderoso Cósmos”. Todo lo contenido dentro de la “Burbuja”, en cierta medida es expresión de su vida, y a su vez, es en sí mismo es parte integrante de una vida aún mayor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s