Poderoso Cosmos: El Espacio Sideral

El Espacio Sideral es la apariencia fenoménica de una entidad cósmica, el lugar donde la atracción del Sistema Sol no existe. Los Siete Sistemas Solares de nuestra Galaxia –incluyendo nuestro Sol– están vinculados astronómicamente con el Espacio Sideral y las energías de las grandes constelaciones que fluyen a nuestro Sistema, la Estrella Polar, la Osa Ma¬yor, las Pléyades y Sirio, las cuales condicionan y determinan la expresión externa, las actividades y cualidades de cada una de las formas de vida dentro de la periferia de nuestro Sistema Solar.

En el Espacio Sideral las energías de los siete rayos fluyen desde distintos fuentes cósmicas, cada uno de los rayos se expresa por intermedio de la Estrella Polar, la Osa Ma¬yor, las Pléyades y Sirio, se matizan con la luz y se mezclan con las energías de las constelaciones. Las energías son canalizadas mediante autovías de información y atraídas hacia la Eclíptica Menor o rueda zodiacal en nuestro sistema solar. Desde la Eclíptica, son trasmitidas mediante los signos astrológicos al espacio interior del sistema, donde encuentran su camino hacia los planetas.

Las energías tienen un efecto definido sobre la vida de las formas en todos los reinos de la Naturaleza, su efecto es transmitido a los planetas y condicionando a la hu¬manidad, y a todas las unidades de vida que existen en cada uno de los planetas.

El punto importante que se debe captar, es que nuestro Sistema Solar está intimamente relacionados con la vasta y general actividad en el espacio cósmico que constituye el campo de atracción, y a través del cual actúan las energías que provienen otras innumerables fuentes de origen.

Todo en nuestro Universo, todo lo contenido dentro de una “burbuja”, todo lo que sea un centro de evolución, pertenece a uno u otro de los siete sistemas solares. Cada sistema solar con el poder de los siete rayos, recibe las energías de las constelaciones, incluyendo las que están más allá de la frontera de nuestro Universo. El “Poderoso Cósmos” se halla inmanente en los siete sistemas e impregna a todos, —en cierta medida—, es la expresión de una vida cósmica, y como tal, a su vez, es expresión de la vida del Logos Dimensional Cósmico. Es una entidad cósmica, pero también es representación de las energías y fuerzas e influencias que se manifiestan en nuestro en Sistema Solar a través de la Eclíptica Menor hacia los planetas receptores, —siendo la Tierra uno de ellos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s