El Factor Reactivo

El Alma, Espiritu y Yo Superior parecen estar separados y, sin embargo son “LA MISMA COSA”; y su fuente también es UNA. Esta es una expresión que designa a la Misma Esencia, y al estar encarnadas constituyen con el yo inferior o personalidad, una alianza para canalizar roles de Ego. El resultado de la alianza es la “misma cosa”: El Factor Reactivo.

El Factor Reactivo es la Mente Reactiva Automática, el principal factor directriz de la vida emocional y las actividades en el mundo material. No se puede considerar como intelecto, pero se puede considerar como un centro de luz pura a la cual hay ver como un poderoso reflector de luz del alma que trasmite evolución al ser humano.
Factor Reactivo fué un mecanismo de supervivencia dado al ser humano en sus primeros periodos evolutivos para sobrevivir en los ambientes agresivos. La “misma cosa” está representada en la vida física por el Alma y el Ego, los cuales conviven juntos con la Mente Reactiva, y cuando encarnan para canalizar roles, lo hacen bajo el aspecto de una dualidad.

1. El Factor Reactivo Impulsivo
2. El Factor Reactivo Depresivo.

El Factor Reactivo Impulsivo también tiene dos definiciones: Factor Violento e Impetuoso y Factor Reactivo Depresivo. El Factor Reactivo Impulsivo no tiene nada de analítico ni de discernimiento, es la raíz del Ego, la cual es manipulada por el Ego y sometida a las inclinaciones de la personalidad. Es un factor que tiene gran facilidad para una excesiva actividad, pero no razona. Va de aquí para allá y a todas partes y no llega a comprender ni a percibir realmente.
Muestra una aparente rudeza en un esfuerzo por llevar a fin en momentos de ofuscación de la personalidad y a una ambición arraigada. El Alma y el Ego son aliados en los momentos impulsivos, y cuando están emocionalmente alterados, tienen reacciones violentas y una furiosa autoafirmación con la cual quiere justificar la violencia y una dramática autoconmiseración, (Del lat. commiseratĭo, -ōnis). –Compasión que se tiene de su misma personalifdad–.Su primera reacción es la irritabilidad, una reacción natural de cuando se está inhibido.

Es un Factor se maneja por impulsos, es una reacción impulsiva demasiado rápida para comprenderla, y tal como se le comprende, se pro¬duce cuando la voluntad, la propia estimación, las ideas y planes son infringidos por otras personas, o también por un contacto a una respuesta que no agrada al Ego. El Factor Mental Reactivo está constantemente en estado febril, con períodos de violenta actividad –hablando simbólicamente–, llegando casi al delirio. Y cuando se producen esas explosiones temperamentales, no permite escuchar argumentaciones a las cuales va dirigida la reacción. No tienen tendencia a identificarse con puntos de vista diferentes y le da vueltas a una cuestión yendo pocas veces al núcleo de la misma, adoptando una actitud irracional. Apenas tienen tiempo de captar algo cuando inmediatamente emprende otra actividad totalmente distinta.

¿Qué puede hacer la persona que está a su lado?
Permanecer a allí pronunciando ocasionalmente alguna palabra o a menudo sonreír, o también ocuparse de otros asuntos.

El Factor Violento e Impetuoso se puede definir como: “El Loco de la Casa” y el Factor Reactivo Depresivo como: “La Loca de la Casa”, ambos son peligroso cuando son manipulados por el Ego. Algunos seres tienen que aprender a “amarrar a sus locos”, porque si lo dejan mucho tiempo “suelto”, puede conducir a un trastorno bipolar. Este proceso no de ninguna manera es fácil, porque la conciencia de la persona se traslada de la mente inferior a la superior y pocas veces hace contacto con el punto intermedio, el del alma en su propio nivel. Es una brecha que existe que entre los dos factores los cuales son de naturaleza astral-emocional y cuando el Alma es manipulada por el Ego y sometida, no permite controlar a los factores en forma iluminada, para que puedan pensar en forma concreta normal.

El Factor Impulsivo Depresivo generalmente es activado en una persona depresiva y se manifiesta cuando cumple el rol de víctima y están bajas sus defensas a nivel psicológico y esto hace que la persona se maneje por impulsos reactivos y depresivos. Cuando se da esta condición, el Ego se expresa como una dualidad, como una persona diferente, otra personalidad. En algunos casos se presentan reacciones contrarias, por ejemplo: Una pareja matrimonial donde la hembra está muy depresiva porque se siente aburrida, sin deseos de nada, y le dice a su pareja: “Estoy vacía, no tengo ganas de bailar el Loco” y al día siguiente cuando no está depresiva, dice lo contrario: Estoy eufórica, estoy “más que chuta” para bailar el Loco, tengo mucho para darte.

En este caso a la mente que hay que creer es a la impulsiva, no a la depresiva, porque las dos en situación de bipolaridad se sienten cómodas en sus roles, pero aun así se deja llevar por sus reacciones y por sus impulsos. La característica principal de la Mente Reactiva Impulsiva y la Depresiva es que dicen la verdad, no tienen tiempo para urdir una mentira. Es decir, no dice ni verdad ni mentira, su estado anímico depresivo no es propicio para mentir, su propio impulso les hace decir la verdad.
Los dos factores no quieren innovar, no les interesa innovar, quieren dejar las cosas como están.
Lo “vergatario” de los dos factores es que son inquisitivos y razonadores, y el Factor Analítico le dicta que es mejor no confrontar, pero no dan cabida para reflexionar. Son personas que están viciadas por distorsiones subyacentes que la incitan a la ambición, a amar el poder y a encarar en forma tortuosa cualquier tipo de actividad negativa.

Los factores reactivos pueden ser transmutados, correspondiéndole a la persona descubrir el método para hacerlo. Otro tipo de forma mental es la mente activa del Factor Egoíco, la cual es un verdadero bien grupal, pero cuando está envuelta por la ofuscación o las censurables dudas intelectuales, permite la entrada de fuerzas destructoras. Los factores reactivos que está decidido a ser servicial, pero lo ideal sería con una mente clara y enfocada, un corazón amoroso, una cultivada y sencilla comprensión de sí mismo y de la vida de los demás. Esto ayuda a las persona a ordenar sus dubitativas y complejas actitudes reactivas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s