Quinto Pilar de la Evolucion – 2da. Parte

Los Pilares de la Evolución: El Reino Espiritual– Segunda Parte ________________________________________
Las Herramientas para encarnar
Las “chispas divinas”: Se habla de que al ser creadas las “chispas divinas”, son cubiertas con envolturas vibratorias que se pueden definir como: El Alma, El Espíritu y El Ego, es una “moyejúa” trilogía que se puede definir como: El AlmaCelestial, el Alma Espiritual y “Alma puesta a Tierra”.
El concepto sobre la trilogía puede dar lugar a confusión, —por intermediando entre las tres almas funciona la trilogía—. La trilogía evoluciona integrada por la fuerza de la vida y la fuerza de la experiencia, incluida la intención que imparte el Alma Celestial, la conciencia del cuerpo/mente-alma-ego, y la fuerza de la impronta o “Alma puesta a Tierra”. Imaginarse una trilogía dividida en tres luces, tres almas o aspectos de la misma esencia, a través de las cuales se recibe la guía espiritual y dirección.

Estructura biológica-espiritual se compone de tres partes: La primera, la parte espiritual, el Alma Celestial que se percibe como el conjunto de las Energías Divinas. Son los “moyejúos” guías y consejeros que están separados del colectivo humano, pero parecería que al despertar el humano a la verdad espiritual, pero estos “moyejúos” guías cambian y se van.
La segunda, Alma Espiritual está siempre del otro lado del “Velo”. Es la energía del espíritu o el frasco espiritual, la cual se divide en un 10% y un 90%.
La tercera es el “Alma puesta a Tierra”, la parte física, el cerebro y el resto del cuerpo. El Yo Superior en el Ser Humano que reside en el ADN, se ha definido como la Fuente Creadora Esencial. —la más difícil de entender—. El enigma es que está integrado tres veces en la trilogía y se identifica en cada una como algo diferente. Es el tres en uno, el uno en tres. Es la trilogía que anima al Ser Humano que camina por el sendero evolutivo. Tiene prioridad, —por así decirlo—, por encima de todas las demás energías, porque está allí tres veces.

El 10% de la energía del Alma Espiritual encarnada y corresponde a la mente conceptual, —el encarnado no tiene mente conceptual—, pero la esencia es la misma. Es decir, al estar encarnado tiene un 10 % de mente conceptual incorporada en el cortex del cerebro, el cual recibe los conceptos que vienen del Thetan y donde, el encarnado los convierte en ideas. El otro 90 % del Alma Espiritual o la energía conceptual queda en su plano. —Es denominada Thetan cuando está encarnado.

La imperfección del Ego. (Del lat. ego, “Alma puesta a Tierra” oYo)
Los espíritus fueron creados perfectos y con los conceptos básicos, pero con la imperfección en el ego y la mente reactiva para que a través del aprendizaje puedan evolucionar, pero la oscuridad creó las condiciones para que el ego se desvíe de sus roles y sus propósitos verdaderos. El Ego, Alma “Puesta a Tierra” o Yo, es un pensamiento abstracto que le fue dado a la mente reactiva automática para canalizar los roles. La intervención del Ego es demasiado evidente en la vida humana y existe una línea muy fina entre el amor a sí mismo y el ego.
Durante el peregrinaje por los “ciclos de la vida” el ego debe integrarse a su Alma Espiritual o Ser y mente reactiva para que a través del peregrinaje pueda evolucionar. El Alma Espiritual se hace consciente de que es parte del Espíritu Divino, se vuelve hacia su fuente para que lo ayude a superar sus debilidades. La paradoja es que el primero es una necesidad de protagonismo y el último es un impedimento para ello, el Ego es el que hace dar “saltos repentinos” que retrasan el camino evolutivo. Se trasciende cuando la personalidad deja de tener Ego y da un “puntapie” por el trasero a la “Madre del Ego” para que no acompañe al Alma Espiritual.

Ciencia de la “Precipitacion”
La Ciencia de la “Precipitación” es el mecanismo para que las “chispas” sean instruidas a encarnar voluntariamente, a fin de que mediante sucesivas encarnaciones puedan evolucionar, y para tener un concepto claro sobre la teoría:
La “Precipitación”, el 10 % que encarna y el 90 % que no encarna, es necesario entender la Ley de encarnación.
El espíritu puro en su plano se puede definir como un “frasco espiritual”, el cual contiene el 100 % de la energía del espíritu, y en el proceso de “Precipitación” se extrae un 10 % de energía espiritual contenida al “frasco” para encarnar, quedando la otra parte, 90 % de energía del espíritu en dicho “frasco”.

Significa que solamente se “precipita” un 10% de energía espiritual para animar al ser encarnado, porque el otro 90% de energía espiritual, queda en el núcleo del espíritu o “frasco espiritual” y al desencarnar el 10 %, se integra nuevamente a su 90 %, el cual obtienen del encarnado, todas las “vivencias y experiencias” y las absorbe automáticamente. Todo lo adquirido durante la experiencia por la vida material, se vierte nuevamente en el “frasco”
Para complementar el concepto: Imaginar que el 10 % al volver al “frasco”, sería como una energía espiritual enriquecida con nuevos conocimientos, la cual se une al 90 % y pasa a ser 100 % de energía espiritual pura, enriquecida con elementos de mayor sabiduría.

La evolución de las “chispas divinas” corresponde a las almas nuevas creadas como seres imperfectos, pero su frecuencia penetra en el campo de fuerza de la trilogía de las almas donde comienzan limitados, para después ir evolucionando y cumplir con el Plan Divino. En su plano perciben a otras entidades, pero solo las visualizan como una energía conceptual y desde su plano son lanzadas a la manifestación como una “tropilla de caballos”, y durante la manifestación, fluyen como “potrillos desbocados”. En su plano perciben a otras entidades, pero solo las visualizan como una energía conceptual. Desde su plano comienzan limitadas para que después ir evolucionando y buscan donde cumplir sus roles, buscan que hacer por los brazos de la galaxia para experimentar la vida física desde diferentes perspectivas.

Eligen el mundo que le sea más útil y buscan qué hacer para su aprendizaje en tal mundo. Llegan a la manifestación por ciclos, van, vienen, crecen, retroceden y vuelven a crecer y nuevamente, —y desde sus planos—, eligen determinados obstáculos en calidad de aprendizaje, pero como el plano físico es azar, y el azar no lo domina ni siquiera los espíritus de Luz. Pero las que encarnan en un ciclo no son los mismas del siguiente ciclo, y no usual que encarne la misma. —Existen las probalidades, quizas también sea sincronicidad o quizas sea una mera coincidencia, de que vuelva a encarnar la misma “chispas” en el siguiente ciclo. Evolucionan a través del dolor, porque es la forma más sencilla de aleccionar, y al tener esa limitación, el aprendizaje y el dolor las hace evolucionar.

Mediante el mecanismo de la Ciencia de la “Precipitación” todos los seres espirituales y todos los seres angélicos tienen la opción de “encarnar” en un cuerpo físico humano para protagonizar distintos roles y estar en contacto y vincularse con otros seres afines. Normalmente los roles, —en cada encarnación—, pueden ser similares a roles de vidas pasadas, pero no dejan de ser roles —ésa es la palabra— porque en el plano físico las entidades espirituales protagonizan distintos roles de ego.

En el Planeta Tierra-mar azul se “precipitan” y encarnan las “chispas” que evolucionan más rápido, también las “moyejúas” que están en busca de la Luz, y cuándo una “chispa” se “precipita” para encarnar en el Planeta, se conoce que ha llegado a la manifestación física un precioso bebé, y todo lo que fue en sus vidas pasadas, lo trae en su ADN para tener su registro en el Akahsa, en la medida que evoluciona y madura en la vida. Pero después de encarnada no tienen memoria re-encarnativa, y los que son afines y han tenido vínculos karmicos en una vida pasada, y una vez encarnados, quizás lleguen a conocen de su existencia.

¿…Porque se tiene ansiedad de encarnar…?
Como ya se ha mencionado en la primera parte de este postulado, el propósito del Quinto Pilar de la Evolucion es expandir la grandeza del proceso evolutivo humano. Los que lean los conceptos de este postulado, son libres de comprender, o no comprender. El objetivo de crear el 5to. Pilar de la Evolución, fue el de crear las “chispas divinas” y desarrollar las condiciones necesarias para la elevación del universo, el cual únicamente se eleva a través de la encarnación, porque la Ley de Entropía, segunda ley de la termodinámica, dice que el universo va para peor de acuerdo a los fenómenos irreversibles.

No es cierto que algunas encarnan para elevarse espiritualmente, porque ellas pueden revertir su karma desde su plano, apoyando, alentando o consolando, encarnan para ayudar a la elevación del Universo, que se eleva, porque las “chispas divinas” evolucionan y envían luz, y hace que se eleve una octava. —Decir octava es para los “vergatarios” que entienden de música—. De ese modo el universo sube una octava y en cada Big Bang, es una octava más alta que la anterior. Y a medida de que el universo crece una octava cada 40.000 millones de años, el Creador crece con su propia creación y para que el universo se eleve, las ”chispas divinas” deben encarnar por ciclos. Fluyen, van, vienen, vuelven y cambian, pero las que encarnan en un ciclo, no son las mismas del ciclo anterior, y esto es así hasta el infinito.

La atracción de encarnar es para el Alma Espiritual, pero solo encarna un 10% y nadie dijo que el camino para la evolución del 10% que encarna, es fácil de transitar. La atracción del plano físico es enorme, es como un enorme pozo gravitatorio que atrae, atrae, y ni siquiera la luz sale de él. —Este es un concepto dicho en forma figurativa —, pero la mayoría tienen una avidez tremenda de encarnar, aún sabiendo que van a sufrir, que van a padecer hambre, enfermedades, pobreza, ser objeto de acciones violentas, etc. Algunas tienen el deseo de estar “encarnadas” para sentir los sentidos físicos, otras para adquirir experiencia, la experiencia de seguir sumando vivencias, y otras para revertir su karma.

La atracción de encarnar es para el Alma Espiritual, pero solo encarna un 10%.
Las “chispa” encarnadas en cuerpos humanos tienen miedo de que el camino de la evolución sea demasiado largo, creen que sólo tienen un ciclo de vida para evolucionar. Muchas optan por no encarnar durante mucho tiempo, otras tratan de evolucionar encarnando y conocen las sensaciones del plano físico, que son el sufrimiento, el dolor, las desapariciones, etc. No pueden tomar atajos, asumir las deudas y vínculos karmicos, y captar en el amor de otros para sentirse bien dentro del entorno humano.
Cuando encarnan, razonan sobre determinadas filosofías de vida, aun sabiendo que el plano físico es un plano de sufrimiento. La mayoría razona sobre determinadas filosofías de vida. Además que el Planeta Tierra-mar azul se vive en guerras, pero no pueden tomar atajos, asumir las deudas de los vínculos karmicos y captar en el amor de otros para sentirse bien dentro del entorno humano, y creen que sólo tienen un ciclo de vida para evolucionar, pero aun así como dice un refrán: “Hace cola para encarnar”.

Cada “chispa” encarna con una misión determinada, en un determinado lugar y la cumple sin conocer la misión de los otros y cuando llega al planeta, se conoce que ha llegado a la manifestación física un precioso bebé, y todo lo que fue en sus vidas pasadas, lo trae en su ADN y en la medida que madura y evoluciona, lleva esa información a su registro a Akahsico. Algunas pueden llegar a encontrarse y hasta a saber quién es una, y quien es la otra, e incluso pueden llevarse mal.

La “nueva chispa” encarnada en el planeta despierta a la vida usando la energía que trae en la impronta, que puede ser intensa y le da sabiduría para desarrollarse en su nueva vida física. Es un ser físico, pero al mismo tiempo está del otro “lado del velo”, y no requieren que otro encarnado indique como transitar el propio sendero. En cierto modo la “chispa” encarna en el entorno de sus seres afines, y en cierto modo nunca se va; en cierto modo siempre está del otro lado; en cierto modo siempre está con la familia kármica y uno de los regocijos espirituales es:
Que la “nueva chispas” encarnada pueda definir su propio sendero, el cual se puede imaginarse como una empinada y sinuosa cuesta.
El Proceso para encarnar
Una “chispas” 100% pura en su plano sabe que hay una mujer en determinada familia que está a punto de engendrar, y en un momento determinado conceptualmente dice: “A tal hora y en tal día voy a encarnar en el hogar que he elegido”.
El Alma Espiritual hace la intención y “precipita” un 10% de su energía para “encarnar” en la familia elegida. —es decir, el 10% de partícula que necesita el embrión para la gestación—. En un lapso de 2 a 20 días, cuando el embrión ya está en formación encarna, es el tiempo que necesita el 10 % para “corporizarse. El 90% de la energía queda en su plano y se puede definir como Yo Superior llamado Thetan, el cual conceptualmente queda unido al 10% encarnado, pero realmente es una sencilla comunicación de energía supra-física en contacto con la trilogía del Alma.

En el lapso requerido, la “chispa” se “corporizarse” en la unidad biológica y pero antes, hay ciertos preparativos que tiene que realizar. Los preparativos no son como emprender un viaje, —donde se preparan las maletas y todas esas cosas—Tal vez los preparativos se realizan en segundos en el plano espiritual, pero son preparativos no comprensibles para el colectivo humano. Al fin y al cabo, son preparativos que se deben hacer antes de “corporizarse”. Las que encarnan son totalmente conceptos, vienen a la vida y nacen con el 10 % en blanco, —es decir sin mente re-encarnativa, la cual queda en el Thetan.

¿Dónde se aloja el 10 % de cada “Chispa” cuando encarna?
En realidad la “chispa”, —se refiere al 10 % del espíritu—, no tiene forma física. Pero el concepto es, que el 10 % no se aloja en el cerebro. Se podría decir que se aloja del esternón, en el centro del chakra cardíaco. Hipotéticamente también se puede decir que esta en todo el cuerpo físico, porque es espíritu y el espíritu anima al cuerpo físico, y le da vida. Similar a lo que hacen las marionetas a través de los hilos.

Puede suceder que dos “chispas” deciden encarnar en una misma unidad biológica, seguramente va a tener un choque de intereses con otras “chispas”, quizás con centenas, porque a veces hay muchas que están al acecho, esperando “encarnar” en una misma familia, pero al final, cuando se empieza a gestar la entidad en el útero de la mujer, la primera que tiene la intención, es el que logra encanar. Es decir, la “chispa vergataria” que primero que hace la intención, es que logra encanar y se aloja casi inmediatamente. Quizás las otras “chispa” también tenían deseos de encarnar, pero no había en ese momento en el útero otro embrión que se estuviera gestando. Por más buenas intenciones que tenían las otras.

También se puede producir una desconexión cuando la “chispa” ya está encarnada. El proceso puede fracasar a causa de un aborto accidental y también porque se producen abortos espontáneos sin intervención del ser encarnado. El aborto se produce porque la “chispa” se desconecta de la unidad biológica. Por tanto, si la madre y los que han colaborado provocan el aborto ex profeso, se están generando a todas luces un karma, porque el aborto provocado es tan karmático como un asesinato, es como si asesinara a una persona adulta, esa “chispa” tal vez podía venir para aprender determinada lección y pagar determinado karma o bien en misión y ese aborto está impidiéndolo.

¿Porque solo encarna un 10%?
Porque lo que encarna es la trilogías de almas, el hilo de comunicación con el otro “lado del velo”.
Este tema del 10% y el 90% concierne al segundo secreto. La atracción de encarnar es para el Alma Espiritual, que sólo encarna una parte, un 10%. Existen dos factores que originan la vida física. No encarna 100 % del Alma Espiritual, sino un 10% que se imbuye en una unidad biológica humana. El 10% es la unidad biológica, el ser consciente encarnado. El 90% que no encarna queda en el llamado Thetán.

Cada el 10 % encarnado como humano es cuidado por su 90 %, el cual puede ser su guía, pero además tiene aparte un espíritu guía de Luz, y también un ángel como dicen en algunos centros espirituales, pero los guía respetan el libre albedrío del 10% encarnado, salvo en casos excepcionales, donde el 10% tenga que cumplir una determinada misión. De modo que la búsqueda en realidad es comunicarse con el 90 % del Alma Espiritual o el ser consciente que queda al otro “lado del velo” en el “Frasco Espiritual”, a lo que se llama Yo Superior

La encarnación es un doble factor, el biológico-químico de cada cuerpo que alberga a ese 10% y el 10% en sí, el cual produce la animación. Cuando se produce la encarnación el 10% se separa del 90% con una especie de licencia, pero es una separación que se estira como una “banda elástica” La otra parte, el Thetan permanece en su plano y por lo general, está cerca del 10% encarnado, lo que conceptualmente se denomina: “Estar Detrás del Velo”. El 10% no llega a ser independiente del todo de su 90% porque es un solo concepto, pero el 90% tiene la “libertad” como para poder distanciarse de su 10% y trasladarse a otras galaxias.

El caso de una desconexión entre el Thetan y el 10% encarnado, ya es distinto, porque es una conexión que divide: La conexión energética que da la animación a la parte encarnada y la conexión conceptual entre el 10% encarnado y el 90%. Pero la parte encarnada del espíritu por sí misma no alcanza para dar la animación, sino que tiene que haber una serie de factores biológico-químicos en el cuerpo físico para dar animación. Puede haber la desconexión energética, pero queda la conexión conceptual que no se puede romper, y nunca se utiliza el 100 % de la capacidad de energía para encarnar.

La acción de desconexión, —si se produce—, hace que la “chispa” vuelva a integrarse a su plano sin haber logrado su misión. Todas las funciones egoícas que el 10 % tiene en el plano físico, las absorbe el 90 % y le hace generar karma. Si el Thetan es “vergatario” y está en un plano de Luz, puede mantenerse en el plano, pero si es un “babieca” puede ser jalado y descender de nivel, hacia la Octava Esfera. ¡…Esa esa es la ley espiritual…!

Lo que encarna es la trilogía de almas, el hilo de comunicación con el otro “lado del velo”. Cada el 10 % encarnado como humano es cuidado por el 90 % o Thetán, el cual puede ser su guía, pero además tiene aparte un espíritu guía de Luz, y también cuidado por un ángel como dicen en algunos centros espirituales, pero los guía respetan el libre albedrío del rol encarnado, salvo en casos excepcionales, donde el rol tenga que cumplir una determinada misión. De modo que la búsqueda en realidad es comunicarse con el 90 % del Alma Espiritual queda en el “Frasco Espiritual”, al otro “lado del velo”, a lo que se llama Yo Superior

Los 10 %” de chispas divinas” o espíritus son totalmente conceptos, encarnan y vienen a la vida y nacen con el 10 % en blanco, —es decir sin la mente re-encarnativa que le queda al 90%.
Una “chispas” no puede encarnar con toda su Alma Espiritual, porque su energía se evaporaría. El 10 % y el 90 % es el mismo espíritu. No son dos espíritus y al encarnar, sigue está teniendo las vivencias que el 90 % del Alma Espiritual que está en su plano, pero solamente las palpa, para decirlo de alguna manera. Un 10% del Alma Espiritual, la parte sagrada de la Fuente Creadora que encarna en el Planeta Tierra-mar azul para evolucionar.

¿Alguna vez han escuchado estas expresiones?
<>
<>
<>

Y sobre esto, habría que preguntarse:
¿A qué se debe que solo encarne un 10% de Alma Espiritual… y por qué no un 15% o un 20%?
La respuesta es no: No se pueden mantener en un yo corpóreo con más de 10% de energía.
Las “chispas”, —Unidades Conciencia-energía Pensantes o UCEP’s—, que encarnan en un una unidad biológica, solo necesitan un 10% de energía del Alma para encarnar, sea humana o animal. La energía de la “chispa” al “precipitarse” el planeta, lo hacen solo con un 10%, porque la unidad biológica desaparecería, se quemarían, explotarían.
La Fuente Creadora no se coloca a sí misma en el planeta como la Fuente Creadora. Se separa, eso significa que, cuando la “chispas” encarna, sólo una porción del Alma Espiritual viene aquí, la porción necesaria para animar un cuerpo físico. Eso se debe a que las entidades espirituales solo necesitan un fragmento de energía para manifestarse.

ECCA, el Creador también está “corporizado” en un 10 % en la Creación, se manifiesta solo con el 10% de su energía. Todo lo manifestado, los universos, las galaxias, planetas, etc., funciona con ese 10%. Y así como EPCA el Creador, encarna con 10% en su Creación, tampoco es posible a un UCEP se manifestarse en el Planeta Sol 3 con toda su energía espiritual. Aunque este es un concepto complejo y tiene sentido si el encarnado en su momento sigue un razonamiento lógico.

¿…Y surgen otras preguntas…?
¿Cómo se llena ese 10 % en blanco después de nacer?
Se llena con las experiencias que van teniendo en el mundo material y el aporte de conocimiento pueden llevar a su 90 %
¿Por qué el 90 % no se eleva por el aporte de conocimiento del 10 % encarnado?
Porque solamente al desencarnar, el aporte el 10 % se integra al “Frasco Espiritual”, y se suma al 90 % lo adquirido durante su encarnación.

¿A qué se debe que las “chispas” o espíritus tengan tanta “ansiedad” por “encarnar” ?
No es cierto que las “chispa” encarnan solamente para elevarse espiritualmente, porque ellas también pueden elevarse desde su plano, revertiendo su karma apoyando, alentando o consolando. Muchas del plano 2 tienen inquietudes de servicio y se pueden elevarse al plano 3 sin necesidad de encarnar. Se ofrecen desinteresadamente abriendo su mente para que “puedan ver”, de que no se trata de ningún cálculo, es simplemente el efecto de elevarse de plano.

Puede suceder que el comportamiento en los planos sea diferente.
Ej: En el plano 2, un 10 % de las “chispas” no sean iguales a un 10 % de espíritus del plano 5, al contrario, el 10 % del plano 5, puede provocar problemas a cada paso y quizás el 10 % del plano 2, no provoque ninguno, porque su comportamiento es de Luz. Algunas del plano 2 cuando encarnan dos o tres veces, dejan de tener rencor y de repente, desde el plano 3 empiezan a querer la ayuda de los que están en el plano 4.

También están las “chispas babiecas” que no han alcanzado el estado de la Maestría, los cuales serán severamente reprobados, pero de todas maneras tendrán otra oportunidad de alcanzarla, porque las energías que vienen seguirán intensificándose, y los que logren por sí mismo el estado de la Maestría, se harán más fuertes. Muchas “chispas babiecas” tiran por la borda” los avances logrados en la vida, aunque los grandes Maestros espirituales sostienen que:
“Este planeta es un lugar de sufrimiento y aquí se viene a pagar, o que éste es un planeta de lo más bajo”.

El Frascos Espiritual
Queridos ser espiritual, sabias que cuando decides encarnar en este planeta como Homo Sapiens, dejas el alma al otro “lado del Velo”, pero no es un alma, es una trilogía de almas y la atracción de encarnar, es para evolucionar el Yo Superior o Alma Espiritual. El término de “frasco espiritual”, también es aplicado a los Trabajadores de la Luz (“Ligth Worker”) al estar detrás del velo. El Yo Superior está en dos lugares; está en dos de los atributos. El Yo Superior es la fuente esencial, el Alma Espiritual en su plano y se puede definir como el “frasco espiritual”, también es parte del Planeta porque está en el Alma “Puesta a Tierra”.

El Yo Superior ha sido definido muchas veces, y el que escribe este postulado, no puede dar una mejor definición, a la que s ha dado antes. También se puede deducir que el Yo Superior reside en el ADN del Ser Humano. Y para tener el concepto claro, es necesario comprender la Ley, y entender el concepto sobre el “frasco espiritual”, la “Precipitación” y el 10 % y el 90 %.

El frasco espiritual contiene una biblioteca con varios cientos de vidas, llena de experiencias y conocimientos. Cuentan con un gran depósito. Cuenta con una enorme cantidad de experiencia, pero en lugar de que permanezca en el pasado, todo está en el ahora. Las “chispas” al volver al “frasco espiritual”, el rol que encarno en la vida pasada, aporto al “frasco” más conocimiento y más evolución. Todo lo adquirido durante la experiencia por la vida material, se vierte nuevamente en el “frasco espiritual”. Imaginar que el 10 % al volver al “frasco” como una energía espiritual enriquecida con nuevos conocimientos, la cual se une al 90 % y pasa a ser 100 % de energía espiritual pura, enriquecida con elementos de mayor sabiduría y nuevamente, al producirse otro proceso de “precipitación”, encarna otra “chispas” diferente, otro 10 % de energía más enriquecida.

El concepto seria: El espíritu puro en su plano contiene el 100 % de la energía del espíritu en el “frasco espiritual”, y en el proceso de precipitación se extrae un 10 % de energía espiritual contenida al “frasco”, quedando el otro 90 % de energía en dicho “frasco”. La otra parte, el 90 % de Alma Espiritual o “frasco espiritual” queda “Detrás del Velo”. Gran parte de la confusión la tiene el 10% desencarnado, cuando trata de conectarse con su Alma Espiritual y no entiende su desconcierto, porque no sabe porqué que vuelve a estar “detrás del Velo”, de modo que eso aclara el enigma. Es el cambio!…¡pero no el cambio estático!…siempre existe la renovación.

Al desencarnar el 10 % se integra a su 90 % que obtiene todas las “vivencias y experiencias” y las absorbe automáticamente. El colectivo humano busca al Yo Superior en su intelecto y en su conciencia, tratando de entender cómo tocar la parte de la Fuente Creadora, pero para el que quiera conocimiento, ¡que busque su frasco espiritual!

<>
¿Cómo se llena el “frasco espiritual después de nacer?
Se llena con las experiencias que van teniendo el 10 % cuando esta encarnado, y ese aporte de conocimiento lo lleva a su 90 % o Alma Espiritual.
¿Por qué el Alma Espiritual no se eleva por el aporte de conocimiento del 10 % encarnado?
Porque solamente al desencarnar, el aporte el 10 % se integra al “Frasco Espiritual”, y se suma al Alma Espiritual lo adquirido durante su encarnación. No parece paradógico eso, de que cada vez encarna un 10% diferente.

¿Dónde se aloja el 10 % de cada “Chispa” cuando encarna?
En realidad la “chispa”, —se refiere al 10 % del espíritu—, no tiene forma física. Pero el concepto es, que el 10 % no se aloja en el cerebro, y no se aloja de una manera física como si fuera un órgano más. Se puede decir que se aloja en el chakra del plexo solar, —entre la parte llamada la “boca del estómago” y el chacra cardiaco—. Ahí está alojado lo que es el 10%, entre el chacra cardíaco y el chacra del plexo solar.

Hipotéticamente también se puede decir que esta en todo el cuerpo físico, porque es un espíritu y ese espíritu anima al cuerpo físico, y le da vida. Similar a lo que hacen las marionetas a través de los hilos. Pero el decir que anima al ser encarnado, significa que solamente se “precipita” un 10% de energía espiritual, porque el otro 90% de energía queda en el plano espiritual, en el núcleo denominado el “frasco espiritual”. Sobre este concepto son libres de comprender o no comprender. El colectivo humano busca al Yo Superior en su intelecto y en su conciencia, tratando de entender cómo tocar la parte de la Fuente Creadora, pero para el que quiera conocimiento,… ¡¡¡…Que busque su frasco espiritual…!!!

Los Roles Protagónicos
No hay que confundir los roles que cumplen las “chispas” encarnadas con roles protagónicos o papeles que interpretan los actores de cine, el rol es la dupla formada por el 10% del ser consciente y el ser físico.
Ej: cuando una película se termina de filmar, los trajes de los roles quedan colgados de un armario, —por decir así—, pero en cambio el 10 % de espíritu que cumplió el rol, no queda colgado, sigue viviendo y cuando desencarna, vuelve a su 90 % para quedar integrado a su espíritu 100 % puro. En el plano físico los roles de ego, es tan potente que puede deteriorar no solamente el decodificador de la “chispa” encarnada, sino también su unidad biológica.

Los roles pueden ser similares a los de otras vidas, pero no dejan de ser roles —ése es el concepto—, pero no siempre lo hace 10 % del rol anterior. Las “chispas” no son las que deciden volver a encarnar para cumplir su rol, y no importa el rol que tienen que cumplir en una determinada vida, pero si el rol que se cumple es equivocado, el Alma Espiritual va a descender de vibración espiritual, va a descender de Luz.
¡Porque los roles son los ciclos de la vida!…

Normalmente las “chispas” encarnan para cumplir roles, —roles diferentes que protagonizan en cada ciclo de vida—, pero la mayoría no encarnan para elevarse espiritualmente, no buscan evolucionar, lo que hacen es protagonizar. Y cuando una “chispas” resuelve encarnar para cumplir determinada misión en favor de la humanidad, y en lugar de hacerlo se dedica a espectáculos circenses, o cumplir roles de poner palos en la rueda, sobre ella pasa la elección, es decir, va más allá de lo que se ha tenido en mira al encarnar y con eso lo único que hacen es nutrir su ego. El rol se le “va de las manos”, es decir, se planea una cosa y sale otra. Otros encarnados absorben a otros con los roles, el rol de manipulación, el rol de víctima, de control, de inquisidor, etc. Y hay muchos que sufren de bajón energético debido a que son seres que viven absorbiendo a otros.

Otros cumplen roles de indiferentes, de incrédulos, de escépticos y de los “boycotters”, también para ellos este Planeta luminoso y maravilloso también es su morada. Pero puede suceder que la “chispa” encarnada comete actos hostiles y su Thetán no desciende de plano, pero sí desciende cuando la “chispa” desencarna, porque tiene una densidad tan grande, que al integrarse al 90 % lo contamina y si es un Thetán “babieca”, entonces termina arrastrándolo a un plano más denso, quizás a la Octava Esfera. Lo contrario sería: Si el 90 % en su plano pasa por momentos de zozobra y puede descender de nivel, aun si la “chispa” está haciendo “buena letra”.

Esto es así porque en este caso es el 90 % y no el 10 % el que hace la acción negativa. Se determina si un espíritu puede descender o elevarse, cuando desencarne el 10 % responsable de lo misericordioso o de lo egocéntrico que fue, o por actos hostiles lo tire hacia abajo. La mayoría de las veces el rol encarnado es el que se comporta de manera equivocada y el Thetán no asume la responsabilidad. —Pero en realidad sí tiene, porque se trata del mismo espíritu—, pero cuando el 10 % encarna para cumplir un rol y es torturado, su Thetan también sufre. No sólo le duele al encarnado, sino también al 90 %.porque existe un lazo, una ligazón entre ambas partes, por más que están en distintos planos vibratorios. Se explica de ese modo para facilitar la comprensión de lo que se quiere expresar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s